Costa Rica: Lidera el grupo, celebra el invicto y se ubica en octavos de final

En el estadio Mineirao de Belo Horizonte, Costa Rica se enfrentaba a una eliminada Inglaterra que apostaba por un partido de despedida. Las características del día se prestaban para crear un escenario propició para un buen partido. 

El inicio del primer tiempo estuvo marcado por la tranquilidad de Costa Rica y la ansiedad de Inglaterra por manejar la posesión y hacerse con el esférico.  Los minutos transcurrían y presentaban un partido apagado sin un propósito firme por ninguna escuadra. Costa Rica ya había festejado su clasificación  ante Italia y se enfrentaba ante una desmoronada Inglaterra que ya no figuraba en Brasil 2014.  

El ataque de ambas escuadras quedó trincado en la media cancha, donde la bola se dividió  y con poca profundidad, lo más claro quedó en manos del equipo inglés, que gracias a los tiros de media distancia de  Daniel Sturridge, el arma ofensiva más evidente de los europeos, llegó con ppoco peligro al arco defendido por Keylor Navas.  Finalizados el primer tiempo, ambas escuadras se retiraron a los vestidores sin mayor peligro en los arcos.

El inicio segundo período no cambió el ritmo del partido y a pesar del los cambios, ambas escuadras dividieron esfuerzos para mantener  las porterías invictas.  Jugadas repetidas con balones parados y centros al área sin mayor recepción fueron lo más rescatable en un partido con poca expectativa.

Al final del encuentro, Costa Rica celebró el liderato del grupo de la muerte dando la sorpresa mundial. Jorge Luis Pinto, director técnico del equipo centro americano, agradeció el esfuerzo de los jugadores  y aseguró que tiene preparada la nómina para disputar los octavos y soñar con la siguiente etapa.